PUBLICIDAD PAGADA

246449339_1494526830940049_5485354858381513558_n.jpg
109996618_153581732996791_62291371971811
2017082210375510a94c7c1e05375e8a24ebfb0d
799fe62c-17d8-4f36-8e2b-de5f3c5117b0.jpg
daruma.png
polari.png
03b62ca8-b63b-4e6b-9e1e-5e1ad3d51f17.jpg

Más familia, más amor: La campaña de Sename para potenciar Familias de Acogida

A través de la iniciativa, se busca captar familias que puedan acoger a niños y niñas en situación de vulneración, evitando así la internación en centros de Sename.



En la región de Antofagasta, los programas de Familias de Acogida Especializada (FAE), cuentan en conjunto, en las comunas de Antofagasta y Calama, con cerca de 150 cupos para acoger a niños, niñas y adolescentes que han sido vulnerados en sus derechos, y que, a través de una orden judicial, el tribunal de familia determina su cuidado alternativo.


A través de la campaña “Más familia, más amor” el Servicio Nacional de Menores, busca captar familias que puedan cuidar de manera transitoria a los niños, niñas y adolescentes que han sido gravemente vulnerados en sus derechos, mientras se trabaja con sus familias de origen o se les encuentra una familia adoptiva. Con esto se evita que los niños y niñas tengan que permanecer en residencias de protección durante el periodo en que el tribunal resuelve su situación definitiva.


La directora regional de Sename, Ivonne Muñoz Briones, indicó que “esta alternativa es altamente beneficiosa para los niños y niñas, sobre todo los más pequeños, ya que les permite estar en un espacio protegido y acogedor, promoviendo su desarrollo integral”, además relevó que es una instancia para restituir el derecho de los niños y niñas a vivir en familia.


Es por esto que hizo el llamado a inscribirse en esta importante campaña, en la que los requisitos para postular son, entre otros: ser mayor de edad; no tener antecedentes penales ni estar inhabilitado para trabajar con niños; contar con ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades del grupo familiar; y ser capaz de entregar cariño y amor mientras dure el acogimiento, sabiendo que el tiempo compartido fue un paso importante en su desarrollo y bienestar.


Una vez seleccionadas, las familias reciben formación en áreas como reparación del daño, pautas de crianza, técnicas básicas de manejo conductual y primeros auxilios. Además, cuando familias acogen a un niño reciben un apoyo económico para sus necesidades.


En tanto, la Seremi de Justicia y Derechos Humanos, Paula García destacó que “el programa FAE permite a los niños y niñas puedan permanecer en una familia y eso resulta fundamental, ya ellos necesitan estimulación y cuidados más personalizados; mientras más familias estén dispuestas a asumir este significativo desafío, más opciones tienen los tribunales de enviar a un niño a un cuidado familiar, y evitar la internación en centros del Sename”. Además, explicó que durante el acogimiento las familias reciben apoyo y acompañamiento técnico de acuerdo a las necesidades de los niños a su cargo, por parte de profesionales (asistentes sociales y psicólogos).


En Antofagasta, a través de FAE Antofagasta y FAE Oasis (Calama), ambos de organismos colaboradores (Fundación Mi Casa y Fundación Tierra de Esperanza, respectivamente), se realiza este proceso.


Para más información y postular, ingresa a www.familiasdeacogida.cl


107 vistas0 comentarios