PUBLICIDAD PAGADA

caluga_radio_Mesa de trabajo 1.png
bloggif_61ae249b5f881.gif
dd5fc565-5f4b-4ebd-a521-8705ae7a75f1.jpg
ce76ed_d591f959b60246899b3164bf89552262_mv2.gif
ce76ed_d591f959b60246899b3164bf89552262_mv2.gif
57bd47b6-d6d7-438f-80b3-da808ad61e67.jpg

CORTOMETRAJE ANTOFAGASTINO PODRÍA LLEGAR A LOS OSCAR 2023

Se trata de "La casa llena" de Paola Piña, que hoy está en competencia en la vigésima segunda versión del Festival Internacional de Cine de Lebu, CINELEBU, único festival en el Cono Sur que califica cortometrajes para los premios de la Academia.


Desde el 11 de febrero y durante toda esta semana el séptimo arte ha estado de fiesta en la región del Biobío. Esto, gracias a la realización de la vigesimosegunda versión del Festival Internacional de Cine de Lebu, el que desde 2018 es calificador para cortometrajes para los premios Oscar en tres de sus categorías de competencia: ficción internacional, ficción regional y animación internacional.


Esto quiere decir que los ganadores de las tres categorías serán visionados por el jurado calificador de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, el premio más importante en el orbe en la materia.


“Los trabajos que nos llegan de Chile y el mundo son cada año mejor”, asegura la directora de CINELEBU, Claudia Pino. “Este año revisamos más de 6 mil cortometrajes que postularon al festival y tenemos 102 seleccionados en seis categorías, y lo interesante es que nos llegan seleccionados de los premios Goya o incluso de los Oscar, como es el caso de Bestia de Hugo Covarrubias, que este año está compitiendo en ficción internacional”, agrega.


En ficción internacional son dos trabajos chilenos que se están midiendo contra otros 25 cortometrajes provenientes de diversas partes del mundo. Junto a “Bestia” se suma “Hola”, de la actriz y ahora debutante realizadora, Catherine Mazoyer.

Ficción regional

Y 11 son los trabajos de ficción regional que están en competencia, los que se grabaron en diversas partes de Chile, y que el ganador se sabrá este sábado 19 de febrero.


Uno de ellos es “En el cielo me dejas caer”, del director Sebastián S Claro. El cortometraje cuenta la historia de una familia distante que se reúne para echar las cenizas de la madre al mar y, afectados por el alcohol, recuerdos de infancia y el amor, Anna y su padre Abel revivirán al demonio que alguna vez destruyó a su familia.


El rodaje se realizó principalmente en Valparaíso, específicamente en playa Las Docas, de la localidad de Laguna Verde, donde pasa la mayoría de la película.



Cabe destacar que este cortometraje no es la primera vez que compite en festivales, ya que también ha sido seleccionado en más de 20 festivales en el mundo, donde ganó, entre otras, el “short of the year” en un festival español, y también ha sido seleccionado en Sanfic, La Habana, Guadalajara, en algunos de Estados Unidos y Asia, por nombrar algunos.


“Las expectativas ya las superamos”, asegura Sebastián S Claro. “Es mi opera prima y ha sido maravilloso participar en festivales como Guadalajara o La Habana donde tuve la suerte de conocer profesionales con los que estoy trabajando ahora; muy feliz por los resultados que hemos tenido y este es su despido nacional y seguiremos un semestre más en el camino internacional” agrega.

Concepción y provincia de Arauco


Otro cortometraje en competencia es “Mis vecinas trágicas” de la penquista Patricia Cabrera. La obra trata de “una actriz que monologuea inventándose el teatro en su block. Sus vecinas: Medea, Antígona, Electra y otras seis mujeres trágicas convergen en su destino, afuera ‘la muerte’ toca el citófono al azar para que alguna de ellas la deje entrar”.


Sin duda no ha sido un camino fácil para estrenar el cortometraje. Según comenta Cabrera, “se grabó en pandemia cuando estábamos en cuarentena”, y fue en su block donde las actrices son vecinas del sector.


Cabe destacar que “Mis vecinas trágicas” fue seleccionado en FicViña en la categoría de Ojo Latinoamericano y en el Festival Internacional Santiago a Mil 2022, así como también obtuvo el premio del jurado y del público en Fecicom de La Reina.


“Me gusta que en CINELEBU se hayan interesado por lo experimental, artesanal y territorial del cortometraje”, comenta Cabrera. “Yo vengo del mundo del teatro y fue la pandemia la que me puso en este lugar audiovisual, así que todo es un viaje nuevo y fascinante”, asegura.


Junto a ello, destacó “el nivel y la importancia de este tremendo festival, y agradezco al cine en general, que me permitió de manera súper amorosa seguir desarrollando el trabajo artístico-creativo en medio de la pandemia”.


Otro cortometraje que está en competencia y que fue rodado en la zona, específicamente en Lebu, Cañete y Concepción, es “Un lugar no tan lejano”, protagonizado por la experimentada Sonia Mena y dirigida por la actriz y realizadora Catherine Mazoyer.


“Este es mi primer ejercicio audiovisual en que yo, sin ser directora ni guionista, me lancé a esta aventura”, comenta Mazoyer.


La obra de la actriz trata de “una abuela que hace dormir a sus nietos contando una historia que parece ser de hadas, pero que va más allá y es más personal de esta abuela”, sostiene.

El trabajo también se desarrolló en contexto de cuarentena, muy familiar donde actúa la madre de la directora y sus dos hijos.

Valdivia


Junto a los trabajos mencionados también está GPS, del valdiviano Dante Arroyo.


Grabado en la capital de Los Ríos, trata la historia de Jorge, abogado ambientalista que tiene una prometedora tarde al conseguir pruebas contundentes para ganar el juicio contra de una gran multinacional, pero el aburrido y rutinario viaje desde el trabajo a casa le deparará algo inesperado.


“Genial estar en CINELEBU, ya que es un tremendo festival”, esgrime Arroyo. “Es una excelente plataforma y estoy contento de estar participando ahí por segunda vez”, agrega.

La intención de Arroyo ahora es “circular en festivales nacionales e internacionales” para que se siga visualizando.

Antofagasta


Y del norte también hubo seleccionados. Uno es el caso de “La casa llena”, de Paola Piña, cortometraje que trata la historia de Fernanda y Francisca, que tras la muerte de su madre, vuelven a Antofagasta para vender la casa donde crecieron, y es ahí donde Fernanda se enfrenta al destiempo de su duelo, a la ausencia de su madre y a una ciudad distinta a la que ella conoció.


Rodada en la perla del norte, fue parte de la selección oficial de Sanfic y AntofaCine.

“Estar en CINELEBU es algo especial, porque le tengo cariño al festival”, comenta Piña. “Es especial porque se hace en región y releva las regiones”, esgrime.


Sobre la posibilidad de ser visionado en la Academia, Piña indica que “sería increíble, pero ya haber estado en Sanfic, Antofagasta y Lebu es una retribución: el gran premio es haberlo terminado”.


Los otros en competencia


Junto a los cortometrajes nombrados, también se suman “Por la razón o la fuerza”, de Giarella Araya; Shenu, de Mauro Maturana; Kinderträume, de Benjamín Leiter; PETROS, de Simón Farriol; “La Vuelta”, de Gonzalo Olivos y “Volver a Casa”, de Arnaldo Rocco.

3852 visualizaciones0 comentarios